Pistas para saber si estás siendo dominado por tu ego • The Mindful Room
Pistas para saber si estás siendo dominado por tu ego

05 Dic Pistas para saber si estás siendo dominado por tu ego

A poco que hayas empezado a investigar sobre temas de desarrollo personal y te hayas relacionado con todo tipo de gente de distintas técnicas y creencias espirituales, te habrás dado cuenta que la palabra “Ego” está en boca de muchos. Y suele suceder que cuando se habla del ego es desde un ángulo negativo, como si el ego fuese una lacra interna que acarrea el ser humano y de la que se tiene que deshacer.

Personalmente, no estoy muy de acuerdo con esto.

Tal y como yo lo entiendo es como querer sacarse de encima al cuerpo porque claro, tarde o temprano enferma; cuando en realidad lo necesitamos para vivir aquí, en la Tierra. ¿Cómo podemos experimentar si no es a través de nuestra combinación propia de emociones, sentimientos, pensamientos…?

Otra cosa es que con el ego que tenemos, el que nos ha tocado, decidamos pulirlo para así sentirnos mejor. Y si, tal vez entrar en contacto con nuestro lado más espiritual; pero aún y sí cuando vayamos a comprar el pan, seguiremos teniendo ego. No veo a nuestra alma a por pan, la verdad.

El kit de la cuestión es en qué se identifica nuestro ego.

El ciclo de la insatisfacción del ego

Esta semana vi este video que me dejó muy impactada:

Doy por hecho que cada uno hará su propia interpretación, y que tocará esas zonas de uno mismo que vayan más o menos alineadas con sus valores y sus creencias (si lo quieres expresar en los comentarios, adelante).

Por mi parte quiero compartir contigo lo que yo vi: la triste realidad de la búsqueda de la felicidad en algo externo a nosotros mismos.

No hay mentira más inoculada en nosotros a nivel social que esa. Y la razón es muy simple y el corto la ilustra muy bien: la felicidad depositada en cosas implica si o si una inversión de recursos para conseguirla; que en la sociedad capitalista es dinero.

Piénsalo, si supieras y experimentaras que la felicidad nace en ti y de ti, ¿qué cosas necesitarías? Cuando compras cosas, ¿las compras porque las necesitas para vivir o porque hay algo dentro de ti que cree que necesitas eso para sentirte realizado?

Lo más curioso de todo esto es que suele suceder que a los pocos días de comprar eso tan maravilloso que era la solución a todos nuestros problemas, la insatisfacción vuelve a aparecer; y así una y otra y otra vez, hasta el fin de tus días.

Es lo que se llama el ciclo de la insatisfacción del ego, y más o menos tiene esta forma:

Así que de lo que se trata no es de eliminar al ego, sino trabajar para que no se identifique con aquello que es caduco y perecedero, ya sean personas o cosas.

Invierte en aquello que un naufragio no te pueda arrebatar.

5 dinámicas que te mantienen en el ciclo de insatisfacción

1. Miedo e inseguridad

¿Sabes aquella vez que quisiste experimentar eso que tanta ilusión te hacía pero de repente tu mente generó tres mil escenarios en los que el desenlace era terrible? Miedo e inseguridad.

¿Sabes cuando se presentó ante ti esa oportunidad de oro que tanto esperabas y la dejaste pasar porque “más vale malo conocido que bueno por conocer”? Miedo e inseguridad.

Por desgracia, la evolución ha hecho que tu mente no esté diseñada para, a priori, hacerte feliz. Tienes que invertir algo de tiempo para entrenarla hacia otro camino.

De hecho, gracias al miedo aparece la más que famosa zona de confort. La ha creado él, para que estés calentito en lo conocido y no te muevas mucho; vaya a ser que te hagas daño por ahí haciendo locuras.

Además, el miedo es muy puñetero. Como es algo que no nos gusta experimentar, genera proyecciones hacia el exterior, creando la falsa sensación de que el mundo es un sitio oscuro y lleno de peligros, que las personas de nuestro entorno son enemigos a los que hay que vencer, y al mismo tiempo generando en nosotros la falsa idea que sólo las circunstancias externas podrán satisfacernos y darnos seguridad. Ya sea teniendo una pareja, comprándote un coche o siendo el número 1 en el trabajo.

Si uno de los miedos que te acechan es el miedo a la soledad, no te pierdas este post en el que te cuento cómo vencerlo para sentirte feliz y en paz de estar contigo mismo.

Cómo cambiar la dinámica

Siente, abraza e integra al miedo. Llora, patalea, cágate de miedo si quieres, pero no dejes que anule tus deseos y quién eres. Hazte amigo de la sensación de no saber y haz actos de fe.

Algo que yo hago y que a veces me funciona (a veces no), es preguntarme: “¿Qué es lo peor que puede pasar en esta situación?” Si te genera seguridad y necesitas tenerlo controlado, te recomiendo que preveas los escenarios posibles y sus posibles ejecuciones en caso de que eso tan fatal ocurriera. Realmente no suele ser tan terrible.

2. Separatividad

Muy en relación con el punto anterior, la separatividad es esa parte de nosotros que cuando nos encontramos con alguien que piensa, siente y vive distinto a nosotros y nuestro sistema de creencias, lo tacha automáticamente de enemigo.

Aparecen los juicios, la crítica y la soberbia (eso de creernos más listos que nadie porque lo que hacemos nosotros es más sensato que lo que hace el otro).

En este post te explico cómo transformar tus creencias limitantes en potenciadoras, creo que puede serte útil si sientes que hay algo que frena tu vida.

Cómo cambiar la dinámica

La palabra clave es la empatía. En el post de hace algunas semanas hablaba de ello. Ponerse en los pies del otro, entender su universo, su realidad y porqué piensa como piensa. No dejarás de ser tu por ver puntos de vista distintos al tuyo. Ábrete a la posibilidad de dar espacio a otras realidades.

3. Carencia de energía

¿Cuando estás de vacaciones pasándotelo bien, llegas al final del día igual de cansado que un día laborable normal?

La mente genera cada día alrededor de 70.000 pensamientos que derivan en emociones y sentimientos, de los cuales alrededor del 80% son negativos y la mayoría de ellos son los mismos que tuviste ayer.

Pensar tanta negatividad cada día cansa y mucho.

Cómo cambiar la dinámica

Pon tu atención en aquello que es positivo en tu vida, cambia el ciclo de negatividad llenando tu vida de cosas que te hagan sentir bien, que te alegren, que te hagan reír y sentirte feliz. Revierte la tendencia de tu mente.

4. Búsqueda de aprobación, de amor

Sabrás que estás en esta dinámica cuando sientas que necesitas la aprobación externa para realizar cualquier cosa. Cuando tenga más peso el qué dirán que lo que tu te dices; es decir, cuando pones tu valor en manos de otros.

Lo peligroso de esto es que cualquiera puede hacer lo que quiera contigo, y tu siempre vas a necesitar más y más de los otros para sentirte bien.

Un ejemplo claro de algo que alimenta (y mucho) esta dinámica, son las redes sociales. Cuantos más likes, mejor nos sentimos, más aceptados socialmente nos creemos y más sentido cobra nuestra vida… al menos durante el tiempo que dura la novedad de la publicación subida. Te lo cuento con detalle en este post: Postureo en redes sociales, ¿Qué hay de real en mostrarse falso?

Cómo cambiar la dinámica

Cuando estás enamorado haces todo para conocer al ser amado. Haz lo mismo contigo: haz una lista de las cosas que se te dan bien, las cosas que te gustan, las cosas que te gustaría  hacer. Proponte realizar acciones para quererte y llévalas a cabo. ¡Enamórate de ti!

5. Victimitis

La dinámica de la victimitis va muy relacionada con la queja. Nos sentimos tan permanentemente insatisfechos que nos pasamos el día quejándonos de lo desgraciados que somos con ideas del tipo “¿porqué todo me sale mal?” ,”¿y porqué a mi?”, “¿qué he hecho yo para merecer esto?”, etc, etc, etc.

Cómo cambiar la dinámica

Entrénate para valorar las pequeñas cosas que te rodean. Valora lo que ya hay en tu vida y aprende a valorar tu presente.

6. Querer tener siempre la razón

El ego no soporta la diferencia. Como ya vimos en la dinámica de la separatividad, la diferencia es considerada como algo negativo que hay que eliminar a toda costa, sea como sea.

Querer tener siempre la razón es la dinámica que adquiere el ego para dominar al otro, controlarlo y someterlo a su realidad.

Cómo cambiar la dinámica

Practica el no juicio. Y si no puedes, observa a tu mente mientras enjuicia al otro que piensa distinto a ti. Permítete ver otros puntos de vista y procura no tomártelo personal. Dar espacio a otros sistemas de pensamiento siempre enriquecen tu mundo, aunque sea para darte cuenta de tus valores importantes.

 

Me juego lo que sea que te has visto identificado en más de uno, sino en todos.
Es normal, es lo que te decía antes: el ego forma parte del personaje que interpretamos y todos tenemos uno.

Yo me inclino a pensar que es a través de la observación y el trabajo de estas dinámicas, que nuestra consciencia se abre camino y poco a poco nos vamos puliendo. Se trata de trascenderlo, de querernos con nuestras debilidades y ser conscientes de ellas para fortalecernos.

Estas dinámicas no sólo te hacen permanentemente insatisfecho, sino que además te conviertes en alguien altamente susceptible de ser manipulado por aquellos que saben cómo jugar con tu sistema de creencias… y si no me crees, vuelve a ver el video del principio, seguro que te suena de algo!

Así que ya sabes: atención, atención, atención.

 

 

Photo by Kelly Sikkema on Unsplash

¿Te ha gustado el post? ¡No dudes en compartir! ;)
12 Comentarios
  • Pamela
    Posted at 13:20h, 06 diciembre

    Hola Alba!
    Muy de acuerdo contigo que el ego no es algo de lo que tengamos que deshacernos ya que también es nuestra personalidad. He visto ese vídeo hace poco pero no sé por qué no me ha impactado mucho, es como si ya lo tuviera muy asumido desde que tomé consciencia de esa búsqueda.Lo triste es no darnos cuenta que actuamos así para poder ponerle freno.
    Que bien explicado el ciclo de insatisfacción del ego! Y me encantan las pistas que das.Pienso que si no trabajamos un poquito en nosotros mismos o no tenemos consciencia del ego es muy fácil caer en cualquier de ellas, ser dominados y además pensar que es algo normal.
    Gracias por incluirme en este magnifico post 😉
    Un abrazo fuerte!

  • alfonso lopez
    Posted at 01:31h, 12 diciembre

    Ostres… m’ha encantat, de veritat. Moltes gràcies per compartir-lo. Pel que fa a les “5 dinámicas que te mantienen en el ciclo de insatisfacción” em quedo bocabadat amb això: “La mente genera cada día alrededor de 70.000 pensamientos que derivan en emociones y sentimientos, de los cuales alrededor del 80% son negativos y la mayoría de ellos son los mismos que tuviste ayer”… !!! No puc arribar a comptar els 70000 pensament perquè la gran majoria seran inconscients. Ara, pel que fa a la repetitivitat d’un dia rere un altre… bingo!

  • El agua de reserva (Cuento Milenario) • The Mindful Room
    Posted at 06:06h, 12 diciembre

    […] Cómo ya habrás visto el gran problema de usar la aceptación como método para no sentirse mal con uno mismo es que el precio que pagas es muy alto; y ya no sólo por la incoherencia interior, sino porque dejas de ser persona para ser un títere que no sabe que lo es. De nuevo, el ego te domina. […]

  • Alba Ferreté
    Posted at 09:48h, 12 diciembre

    Hola Alfons!
    M’alegra molt que t’hagi agradat. La veritat és que la dada és increïble, a mi també em va sorprendre molt quan ho vaig saber. A més, al post no ho posa, però d’aquest 80% de pensaments negatius, la majoria estàn basats en angoixes i preocupacions sobre coses futures que no acaben passant mai… així que imagina’t, quina pèrdua de potencial i energia marxa pel nostre cap cada dia!!
    Per això tècniques com la meditació i el Mindfulness ens ajuden a posar una mica de distància i a observar poc a poc com aquest munt de pensaments es van aquietant perquè tinguin menys força.

    Una abraçada 😉

  • Alba Ferreté
    Posted at 09:52h, 12 diciembre

    Hola Pamela,
    muchísimas gracias por tu comentario. Me pareció que tu post era un complemento ideal, así que gracias a ti 😀
    Yo quiero pensar que, aunque sea poco a poco, vamos a ir dándonos cuenta de todo aquello que nos condiciona. Lo veo como ir liberándonos de unas cadenas autoimpuestas que con el tiempo van a quedar obsoletas.

    Un hondo abrazo y muchas gracias por comentar 🙂

  • Todo lo que siempre te has preguntado sobre la meditación • The Mindful Room
    Posted at 06:01h, 30 enero

    […] La tendencia del ego es estar siempre insatisfecho. Y para llenar esa insatisfacción basa su existencia en el hacer, hecho que por otro lado, fomenta la sociedad en la que estamos inmersos. El no hacer mediante el silencio y la inmovilidad son percibidos como actos estériles, cuando en realidad es a través de estos que encontramos las mayores respuestas interiores. […]

  • Los 2 factores clave para conseguir tus objetivos • The Mindful Room
    Posted at 06:11h, 27 marzo

    […] un tiempo escribí un post sobre cómo saber si estás siendo dominado por tu ego, encontrarás detallado el concepto del “ciclo de la insatisfacción del ego” en el que explico […]

  • Cómo convertir tus creencias limitantes • The Mindful Room
    Posted at 12:40h, 01 mayo

    […] porque nuestro ego nos domina y quiere tener razón a toda costa. Tener razón nos da sensación de “falsa seguridad”, nos da la impresión de que controlamos […]

  • Cómo empezar a creer en ti después de una separación de pareja
    Posted at 12:42h, 01 mayo

    […] unas semanas publiqué un post sobre cómo saber si estás siendo dominado por tu ego. Revisar aquellas conductas que te limitan te darán la visión y la perspectiva de qué es lo que […]

  • Cuando el otro piensa distinto a mi • The Mindful Room
    Posted at 13:29h, 01 mayo

    […] Dejar de vivir dominados por nuestro ego, parece ser la única manera de experimentar esa tolerancia de la que tanto hemos oído a hablar. […]

  • Cómo vencer el miedo a la soledad • The Mindful Room
    Posted at 13:33h, 01 mayo

    […] las respuestas serán etiquetas, juicios que hablarán de ti, de tu ego. Pero es que lo necesitas para vivir aquí. Descubrir cuál es tu personaje, conectarte con él y […]

  • Todo lo que es tiene derecho a ser, te guste o no • The Mindful Room
    Posted at 16:13h, 01 mayo

    […] acertaste, este niño pataleando no es otro que tu ego (el tuyo, el mío y el de todos). El que ve amenazas por todas partes, el que no le gusta lo que es […]

Deja un comentario