Descubre el papel de tu ego en los momentos de crisis vital • The Mindful Room
Descubre el papel de tu ego en momentos de crisis vital

09 Jun Descubre el papel de tu ego en los momentos de crisis vital


A pesar de que hay muchas tradiciones espirituales que pretenden que nos carguemos al ego lo cierto es que lo necesitamos para vivir aquí en esta realidad.

El ego es al alma lo que el violín es al músico: un vehículo de manifestación.

¡Hasta María Teresa de Calcuta tenía su ego! 

Así que de lo que se trata no es tanto de eliminarlo sino de vincularlo a algo que nos expanda y no a algo que nos contraiga. El ego es la forma que tenemos de mostrar y expresar quienes somos.

Y lo podemos asociar o bien al miedo (que es donde estamos normalmente) o bien al amor (que es hacia dónde vamos a nivel evolutivo).

Ego asociado al miedo

Te voy a compartir ahora lo que sucede en nosotros cuando vivimos desde el miedo. Y y te digo que vas a sentir que estás mucho ahí. ¡Es normal! Estamos en evolución y poco a poco vamos transitando hacia algo más ligero y elevado como es el amor.

Cosas que pasan cuando vivimos en miedo:

  • Sensación permanente de que falta algo: Hay una sensación permanente de insatisfacción y la idea que el exterior me llenará. La paradoja aquí es que lo que necesito nunca está en presente, siempre en futuro. Curioso, ¿no?
  • Separatividad: El que es distinto a mí es una amenaza. Aparece el prejuicio, las clases sociales, la idea de que el exterior es hostil.
  • Carencia de energía: Hay una pérdida enorme de energía intentando defender el personaje que represento. Muchos ruido mental, mucho bucle.
  • Queja / Victimismo: La queja y el victimismo van de la mano. Si te quejas, te sientes víctima porque asumes que el exterior te define. Esto implica la idea de que no tienes ningún tipo de poder sobre ti mismo.
  • Búsqueda de la aprobación: Como no me doy amor a mi mismo espero que me lo de el de fuera.
  • Querer tener razón: Hay una necesidad muy grande defender mis puntos de vista sobre los que se asienta la falsa identidad, por lo que lucho y me enfado cuando me llevan la contraria.
  • Comparación: ¡Ojo aquí! La comparación es para bien y para mal. “Yo soy mejor que” o “Yo soy peor que”.
  • Búsqueda de la estabilidad: Esto es de lo que peor lleva el ego asociado al miedo. La inestabilidad se presenta como una amenaza muy grande, a pesar de tener más que constatado que lo único permanente es el cambio. De ahí la enorme importancia de saber transitar por la incertidumbre.

El papel de las crisis vitales

Una crisis vital es la forma que tiene tu “yo profundo” de decirte que te estás quedando atascado en tu forma de ver y experimentar las cosas. Es la prueba de que hay más realidades y se te anima a abrirte a ellas primero tirándote por el suelo todo el chiringuito que tenías montado.

Cuando aparece una crisis vital se pone encima de la mesa gran parte de las sombras inconscientes que te dominaban hasta ahora: emociones y creencias limitantes. 

Así que fíjate la paradoja que cuando una crisis vital hace acto de presencia se presenta una oportunidad de oro para ver más allá de lo evidente.

Dicho de otra forma, una crisis vital es el momento ideal para replantearte tu visión del mundo y la idea preconcebida de quién eres.

Al hacerlo vamos soltando lo viejo y damos la bienvenida a lo nuevo.

Es entonces cuando el amor se abre paso.

El ego asociado al amor

Al ir observando como opera nuestra mente y ver lo que la condiciona sucede entonces que nos desidentificamos de su contenido y lo que verdadermos somos se empieza a manifestar:

  • Vivimos sintiendo mayor gratitud
  • Vivimos en presente
  • No sentimos la necesidad de defender a capa y espada la forma en la que vemos las cosas porque entendemos que esto forma parte de nuestro personaje.
  • Sabemos que la plenitud está en el presente y no en nada que venga del futuro.
  • La compasión y la autocompasión (que no pena) hacen acto de presencia.

Lo que lo cambia todo

Te habrás dado cuenta entonces que aquí lo que marca la diferencia entre vivir en el miedo o en el amor es el DARSE CUENTA.

Cuanto más te das cuenta más libre eres, más te responsabilizas de tu mundo interior y por lo tando menos tiranizada estás por tus pensamientos y emociones.

Este darse cuenta no nace solo, hay que abrirse para recibirlo. Y la forma de cultivar esta apertura es abriendo una ventana hacia el interior.

Esto es lo que yo te propongo en las Sesiones grupales de atención plena para la gestión de la incertidumbre; 4 sesiones de acompañamiento en las que vas a aprender:

  • Cómo gestionar tu piloto automático y tus pensamientos con atención plena.
  • Trabajo sobre la culpa y cómo comunicarte con tus emociones a través del cuerpo.
  • Cómo gestionar los conflictos, relacionarse con asertividad y fomentar las relaciones conscientes.
  • Cómo habitar un ego sano gracias al poder de la inteligencia cardíaca.

Y todo ello con el extra de:

  • Una masterclass para aprender a meditar.
  • Otra masterclass para aprender a gestionar la ansiedad.
  • Y 4 meditaciones guiadas.

Si estás pasando por un momento de crisis vital o de inestabilidad la recomendación es que aproveches esta oportunidad.

>> Haz clic aquí para saber más sobre las sesiones grupales

¡Te mando un fuerte abrazo!

Hasta la semana que viene,

Alba.

¿Te ha gustado el post? ¡No dudes en compartir! ;)
No hay comentarios

Post A Comment
Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
"The Mindful Room" te informa que la información que nos facilitas será tratada por Alba Ferreté Pascual, responsable de la web, a través de (indicar pluguin comentarios), con el fin publicar los comentarios en la página correspondiente al blog. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante tu consentimiento. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Podrás ejercer tus en hola@themindfulroom.com.

Abrir chat
¿En qué puedo ayudarte?