Trucos Mindfulness para hablar en público • The Mindful Room
Trucos Mindfulness para hablar en público

24 Sep Trucos Mindfulness para hablar en público

Hablar en público puede ser realmente aterrador. Es uno de los grandes detonantes de estrés para muchas personas y hoy quiero hablarte sobre cómo gestionarlo a través de Mindfulness y qué trucos podemos usar para reducir los nervios.

Aquí tienes el post en formato podcast:

El cerebro reptiliano

Salir delante de mucha gente (el concepto «mucha» es totalmente subjetivo, así que si son 2 personas y eso te agobia, ya es mucho para ti), hace que nuestro cerebro primario, aquel que nos ayuda a la supervivencia del especie, detecte esta exposición como un peligro.

Hablando con José María Doria, orador y conferenciante desde hace muchísimos años, me comentaba que todavía hoy siente esta angustia al principio de una charla.

Así que no te agobies si la sientes, porque es normal.

Lo curioso aquí es que, como me comentaron en la formación de oratoria de YosCoaching, esta maraña de nervios que al inicio es muy grande, una vez vamos más allá del miedo y lo transitamos, poco a poco se va diluyendo.

Eso deja más en evidencia su función protectora y de supervivencia.

Cómo gestionar el miedo a través de Mindfulness

El miedo nace de la amígdala cerebral. Una zona del cerebro llena de conexiones neuronales que se procesan a una velocidad mucho más elevada que el resto de información. Esto tiene su lógica cuando sabes que el objetivo es la protección. Pero también indica que pensar o racionalizar la emoción es poco efectivo.

La emoción QUIERE SER SENTIDA. Sin más.

Así que Mindfulness propone aceptar, acoger, dar la bienvenida a lo que hay. Abrazar al miedo sintiéndolo y sostenerlo desde la observación consciente para que no nos domine.

He visto a gente dejar de vivir experiencias o de aprender solo por el miedo atroz a mostrarse.

Ante esta realidad recuerda la máxima de Ken Wilber: «Tienes emociones pero no eres tus emociones».

Crea un ciclo de regeneración a través de la respiración

Ya hemos hablado alguna vez del poder de la respiración. Te propongo ahora que ante el miedo a hablar en público hagas un pequeño ciclo de regeneración, también llamado Tonglen, que te permita reducir la carga energética de tu emoción.

Es muy sencillo:
Inspiras paz y calma, lo llevas al núcleo de tu emoción, y lo expulsas con la expiración.

Puedes visualizar si quieres que al inspirar entra en ti una luz blanca, que recoge la emoción densa, y que al expulsarse sale de color negro o marronoso.

Imagina que poco a poco tu interior se va limpiando y que con el rato lo que entra y lo que sale es paz y calma.

Conecta con la mente de experto

Cuando entras en contacto con tu mundo interior y te reconoces, también reconoces tus fortalezas, aquello que has conseguido. Inevitablemente desarrollas la confianza en ti, en que sea cual sea la situación sacarás tus dones para afrontar lo que venga lo mejor que puedas.

La mente de experto te ayuda a ello.
Se trata de conectar con esa sensación de «expertise» que seguro que tienes con algo, con cualquier cosa, y que uses este sentir para expresar desde allí.

¡Es un ejercicio casi mágico! Te ancla en el presente desde el «soy capaz» y mantiene el miedo a ralla.

Entrega el mensaje y apártate del proceso

Fíjate que este miedo nace al exponernos. Cuando nuestro ego pequeño se siente amenazado ante la idea del rechazo. Salimos a la palestra y nos colocamos en el centro como si lo más importante fuéramos nosotros… pero, ¿es realmente así?

A mí me ha servido mucho darme cuenta que cuando hablo, cuando expreso, cuando me permito ser, no siempre va de mi (de hecho casi nunca).

Expreso para dejar ir una idea, una reflexión, mi modo de ver el mundo que en sí mismo no es ni mío, es una idea que quiere ser dicha a través de mí.

Es entonces cuando yo me salgo del centro del escenario y coloco en él al mensaje. El mensaje es el protagonista y yo solo soy la mensajera que lo entrega.

Dejo que la vida pase y se exprese a través de mí.

Esta sencilla idea me coloca en un espacio de escucha interior y la verdad, me quita mucha presión.

Date tiempo

Llegados a este punto es posible que te plantees si esto realmente es posible para ti. Decirte que rotundamente SÍ.

Hay experimentos que demuestran que el cerebro cambia físicamente a través de la meditación en solo 8 semanas, cosa que permite una mayor gestión emocional y sobretodo mucho menos nivel de nervios.

Todas estas cosas son las que veremos en el curso «Productividad sin estrés» que saldrá el próximo noviembre. Un curso Mindfulness de 8 semanas en el que meditaremos todas las semanas y trataremos todos estos temas (tienes todo el temario definido en esta página). Te recomiendo mucho que te apuntes ya, así podrás acceder a los descuentos exclusivos para los suscriptores 😉

¿Te ha gustado el post? ¡No dudes en compartir! ;)
No hay comentarios

Post A Comment
Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
"The Mindful Room" te informa que la información que nos facilitas será tratada por Alba Ferreté Pascual, responsable de la web, a través de (indicar pluguin comentarios), con el fin publicar los comentarios en la página correspondiente al blog. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante tu consentimiento. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Podrás ejercer tus en hola@themindfulroom.com.